Comparamos entre
una gran variedad de
compañías de electricidad
Estás en: Inicio » Electricidad » Preguntas frecuentes acerca de la electricidad
Es bien sencillo: por el ahorro económico que supone. Es cierto que existe una gran demanda de electricidad, pues ésta está en todos los ámbitos del día a día, pero también es verdad que después de la liberalización del mercado eléctrico, la oferta ha aumentado considerablemente ya que para ofrecer suministro eléctrico no es necesario ni crear electricidad ni transportarla. Por ello, muchas pequeñas comercializadoras de ámbito nacional, regional, o incluso local, ofertan su electricidad a unos precios competitivos en comparación con las grandes compañías, y es ahí dónde todo el mundo puede beneficiarse de la guerra de precios que el mercado libre ha propiciado.
No, en absoluto. ComparadorTotal.com no percibe comisión alguna que repercuta en el precio dado a los usuarios. Los precios vienen dados por las compañías comercializadoras de energía y están sujetas a sus tarifas, incluyendo promociones y/o descuentos.
Antes que nada hay que dejar claro que el suministro no se verá interrumpido en ningún momento. Para formalizar el cambio se sigue un sencillo protocolo, cuya mayoría de los pasos no transparentes ante usted; es decir, usted no será tendrá que hacer nada. Para mayor información enunciamos los principales pasos a seguir:

Sus pasos:

  1. Realizar la comparativa y elegir la opción deseada.
  2. Rellenar los datos del formulario.
  3. En pocos días recibirá el contrato en su domicilio para su firma, así como la solicitud de la documentación requerida.
  4. Nos reenvía, sin coste alguno por su parte, el contrato firmado y la documentación solicitada.
  5. Tiene una semana para revocar el contrato.
  6. En un período breve de tiempo recibirá una notificación de la nueva comercializadora dándole la bienvenida.

Pasos de la comercializadora:

  1. La nueva comercializadora informa a la comercializadora saliente de la solicitud de cambio. La comercializadora saliente no puede denegar la petición a no ser que los datos sean erróneas o existan recibos pendientes.
  2. La siguiente factura de lectura real será de la nueva comercializadora. Si la siguiente factura es de lectura estimada, tendrá que esperar a la siguiente.
Nada. El cambio no supone un coste adicional. Sólo en el caso de la electricidad puede suponer un coste adicional si se modifica la potencia contratada o realizan actuaciones exigibles por la legislación vigente sobre los aparatos de medida y control sobre las instalaciones (instalación ICP).
La Empresa Comercializadora será su interlocutor ante cualquier gestión relacionada con su suministro de gas natural y/o electricidad
Depende de dónde sea dicha averia. Si la avería es dentro de su domicilio o inmueble deberá llamar a un electricista. Si la avería es general o está fuera del inmueble tendrá que llamar a la empresa distribuidora de energía o a su comercializadora actual, y ésta se encargará de llamar a la empresa distribuidora para su reparación.
NO, no tiene que modificar nada en su instalación eléctrica o de gas para contratar en mercado libre a excepción de que no disponga su instalación eléctrica de ICP (interruptor de control de potencia), en cuyo caso se le deberá instalar uno ya que lo exige la legislación vigente para aumentar la seguridad de su instalación y protegerles a Vd. y a su familia de los efectos de posibles sobrecargas en tu instalación.
Normalmente todas las facturas indican los mismos datos aunque lo hacen en un formato distinto en cada comercializadora. En este apartado vamos a intentar aclararle los términos principales de cualquier factura estándar.

Datos del cliente:

  1. Titular: titular del contrato del suministro.
  2. NIF/CIF: NIF o CIF del titular del contrato del suministro.
  3. Dirección postal: este apartado aúna todos los datos de la dirección postal del suministro.
  4. Actividad económica: este apartado el uso que se hace del suministro eléctrico.
  5. CUPS: acrónimo de Código Unificado de Punto de Suministro. Es como la referencia catastral del suministro.
  6. Potencia contratada: cada suministro tiene un límite de electricidad a consumir a un mismo tiempo. Este límite es la potencia contratada. En casos en que la potencia contratada sea mayor de 15Kw, no existe un límite real de consumo a un mismo tiempo, pero el exceso conlleva recargos aplicados en la factura.
  7. Tarifa de acceso: es el código de usan las comercializadoras para identificar el tipo de suministro según la potencia contratada o si existe o no discriminación horaria.
  8. Contrato de acceso: es la referencia del contrato.
  9. Número de contador: es el número identificativo del contador.

Resumen de la factura:

  1. Fecha factura: fecha de emisión de la factura.
  2. Período de facturación: este dato vendrá dado por dos fechas: inicio y final del período de facturación de su consumo.
  3. Número de factura: número único de la factura.
  4. Referencia: este dato es la referencia específica de la factura.
  5. Total: cantidad total de la factura a pagar.

Facturación:

  1. Potencia: lo que se paga por la potencia contratada o demandada si existe exceso (potencias contratadas superiores a 15kW). Esta cantidad viene dada del cálculo de la potencia contratada x días de facturación x precio de la potencia al día. Para conocer más acerca de cómo se cobra el exceso de potencia ir al siguiente apartado
  2. Consumo: es la cantidad que se va a pagar en función del consumo ode una estimación del mismo. Viene dado por el resultado de multiplicar el consumo en kilowatios/hora por el precio del kilowatio/hora en euros.
  3. Abono consumo estimado o regulación de la estimación: este dato no siempre viene dado, y es porque sólo es aplicable cuando la lectura facturada es real. Este valor se calcula de la misma forma que el consumo (punto anterior), y se resta porque la lectura real es la resultante de la lectura desde la última fecha que realizó una lectura real. Un ejemplo: la lectura real del mes de febrero es de 12000 kw. El mes de marzo pasan una factura con una lectura estimada de 13000 kw y se cobra la diferencia: 13000kw-12000kw=1000kw a facturar. En el mes de abril se efectúa una lectura real de 13900kw. La cuenta se hace de la siguiente forma: 13900kw-12000kw, es decir, las dos últimas lectura reales. La diferencia es de 1900kw, pero como en el mes de marzo se cobró 1000kw, ahora sólo se puede cobrar 900kw, que es la diferencia de la lectura real menos la lectura estimada.

    Normalmente, las comercializadoras cobran la diferencia entre las lecturas reales y luego resta el importe de la lectura estimada ya cobrada.

  4. Recargo por ICP: esta cantidad es la penalización por no disponer de un ICP instalado o por no haber sido verificada su instalación.
  5. Bono social: si es beneficiario de esta ayuda, aquí podrá ver el descuento aplicado por este concepto.
  6. Impuesto de electricidad: es un impuesto especial que viene determinado por el gobierno y que afecta a las tarifas de electricidad.
  7. Alquiler de equipos de medida: normalmente, los equipos de medida (contador, máximetro...) son alquilados y aquí viene expresado el coste de dicho alquiler. Puede evitar este cargo en su factura si los equipos de medida son de su propiedad, en cuyo caso el mantenimiento y las verificaciones periódicas corren a su cargo.
  8. Otros conceptos: es la cantidad que facturan por conceptos ajenos a la electricidad, como por ejemplo servicios de mantenimiento.
  9. IVA o IGIC: El sector eléctrica está sujeto al IVA o al IGIC si se encuentra en Canarias.
El sector eléctrico español ha sufrido una profunda transformación desde el año 1998. Hasta entonces, la actividad del sector estaba concentrada en empresas caracterizadas por una importante estructura vertical, y que ejercían monopolio en las distintas regiones españolas.

Como consecuencia de la Ley 54/1997 del Sector Eléctrico, se estableció la separación entre las actividades reguladas (transporte y distribución) y las no reguladas (producción y comercialización), debiendo las empresas eléctricas separar contable y jurídicamente dichas actividades. Cabe señalar que aunque las actividades no reguladas se desarrollan en régimen de libre competencia, están sometidas a autorización administrativa.

Las principales actividades destinadas al suministro de energía eléctrica son las siguientes:

  1. Generación: Consiste en la producción de energía eléctrica, pudiendo diferenciar entre generadores en régimen ordinario y generadores en régimen especial.
  2. Transporte: Tiene por objeto la transmisión de energía eléctrica por la red de transporte, utilizada con el fin de suministrarla a los distintos sujetos y para la realización de intercambios internacionales.

    Esta red puede clasificarse en transporte primario (instalaciones de 380 kV) y transporte secundario (hasta 220 kV)

  3. Distribución: Se basa en la construcción, operación y mantenimiento de las instalaciones de distribución destinadas a suministrar la energía eléctrica en los puntos de consumo. Hasta la desaparición total de las tarifas y, transitoriamente, hasta la aparición del suministro de último recurso, incluye también la venta de energía a aquellos consumidores finales o distribuidores que adquieran dicha energía a tarifa.
  4. Comercialización: Consiste en la compra y venta de energía eléctrica. Los comercializadores pueden adquirir la energía en el mercado diario e intradiario, en el mercado a plazo, a generadores tanto del régimen ordinario como del régimen especial y a otros comercializadores. Por otro lado pueden vender energía bien a los consumidores mediante la libre contratación, bien directamente al mercado diario e intradiario, en el mercado a plazo y a otros comercializadores.
La ley establece que la lectura es responsabilidad de la empresa distribuidora tanto de electricidad. En el caso de clientes a mercado, la empresa comercializadora recogerá la información que le facilite la distribuidora y se la trasladará al cliente con cada factura.
La calidad del suministro es responsabilidad de las empresas distribuidoras tanto de electricidad y no dependerá de la empresa comercializadora que elija el cliente. Por eso el cambio de compañía no conlleva ninguna modificación en la calidad técnica del suministro.
La discriminación horaria son tarifas con precios distintos dependiendo de la época del año y de la hora del día.

Básicamente, existen 3 tipos de horarios llamados horario punta (el más caro), horario llano (coste aproximadamente normal), y horario valle. Existen dos tipos de tarifas con estos horarios: 2 horarios (horario punta y horario valle) y de 3 horarios (horario punta, horario llano y horario valle)

Para contratar la discriminación horaria tenga en cuenta los siguientes puntos:
  1. Certificado de la instalación: si su domicilio o empresa tiene más de 20 años es posible que la nueva comercializadora le solicite un certificado de la instlación para comprobar que cumple con las normas básicas para este tipo de suministros. Este certificado lo puede expedir cualquier electricista autorizado. En domicilios de menos de 20 años es poco probable que se le solicite dicho certificado.
  2. Coste posible: es posible que le tengan que instalar un reloj en el contador, operación que ocasiona un coste que varía según la comercializadora. El baremo de estos precios oscilan entre los 10 y los 30 auros aproximadamente.
  3. Cálculo de ahorro: para contratar el suministro con discriminación horaria hay que tener claro si va a suponer un ahorro o no, ya que el precio de la hora punta suele ser un 20% superior al precio normal y el precio de la hora valle un 45% inferior al precio normal. Para ahorrar es conveniente realizar más del 30% del consumo en hora valle.
  4. 3 horarios: para contratar la discriminación horaria de 3 horarios es necesario tener contratada una potencia superior a 15 kW.
Todos los contratos de electricidad fijan una cantidad de potencia contratada. En el caso las potencias contratadas superiores a 15kW no existe un ICP que controle que no se sobrepasa la potencia contratada, por lo que ésta puede ser superada.

La potencia contratada, en este caso, no tiene que ver con el consumo, pues la potencia contratada afecta a los aparatos conectados a un mismo tiempo.

El Interruptor de Control de Potencia (ICP) es un elemento de control para suministros con potencia contratada menor o igual a 15 kW. Este aparato actúa desconectando la instalación cuando el total de la potencia demandada por los aparatos que se encuentran funcionando simultáneamente sobrepasa la potencia contratada.

Según la normativa vigente (artículo 10 del R.D. 1454/2005) es obligatoria la instalación de un ICP en instalaciones con potencia contratada menor o igual a 15 kW. En caso de no disponer de ICP, se aplicarán una serie de penalizaciones sobre su factura de electricidad (Disposición adicional segunda de la Orden ITC/1559/2010).

Si la potencia contratada en su empresa o negocio es menor o igual a 15 kW (puede consultarlo en su factura eléctrica), asegúrese de que tenga ICP. Si no tiene ICP, compruebe que dispone de una caja normalizada para poder colocarlo. En caso contrario, un instalador autorizado deberá instalar esta caja.

Contador: ¿a cargo de quién corren los gastos de la verificación del contador? Los clientes y las empresas suministradoras tienen derecho a solicitar en cualquier momento, del Organismo correspondiente, la verificación de los equipos de medida y control instalados, cualquiera que sea su propietario.

Los costes de dicha verificación, así como la liquidación a que hubiere lugar en virtud de la misma, se determinan por dicho Organismo competente.

En cuanto al coste de verificación, si la solicita el cliente y el funcionamiento del equipo de medida y control es correcto, corren por su cuenta. En los demás casos, son por cuenta de la empresa.

La tarifa Integral, la que históricamente se ha aplicado a los clientes de electricidad y que fijaba el gobierno, desaparece y es substituida por la TUR. Esta tarifa es fijada semestralmente por el Ministerio y tiene como objetivo servir de refugio a los clientes que no quieran contratar una tarifa con una comercializadora o no encuentren una oferta suficientemente atractiva. El elevado número de clientes que tienen todavía la TUR es indicativo de lo poco interesante que son las ofertas de electricidad.Lo más importante de la TUR es que sólo tienen derecho a ella los clientes que no superen los 10 kW de potencia contratada.
*"Se trata de una medida de carácter social diseñada para favorecer a los colectivos más vulnerables y se concreta en la congelación de la tarifa vigente en el momento de la puesta en marcha de la TUR hasta 2012. Se calcula que beneficiará a unos 5 millones de consumidores. Podrán acogerse al bono social cuatro colectivos:
  1. Los clientes domésticos residencias con una potencia contratada inferior a 3 KW (en este caso la aplicación del Bono Social es automática)
  2. Los pensionistas con prestaciones mínimas
  3. Las familias numerosas
  4. Los hogares en los que todos sus integrantes se encuentren en situación de desempleo."

*Fuente: Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.
Las distribuidoras están obligadas, antes de 2018, a cambiar los contadores antiguos por contadores más modernos que faciliten la tele-gestión y que permitan la discriminación horaria sin hacer instalaciones adicionales (reloj).

Según lo dispuesto en el punto de la disposición adicional primera de la Orden ITC/3860/2007 la sustitución de los equipos de medida no tendrán coste alguno para el usuario.

Es un aparato encargado de registrar la máxima de entre todas las potencias cuarto-horarias (15 min.) demandadas durante el periodo de facturación. La potencia registrada se utiliza para calcular la potencia a facturar. Los contadores electrónicos actuales tienen integrado el maxímetro, que es capaz de registrar las potencias máximas demandadas en cada uno de los periodos (punta-llano-valle) que se contemplan en la normativa.

Facturación mediante maxímetro. En cada factura, para el cálculo de la potencia a facturar se contempla, para cada uno de los periodos, lo siguiente: Si la potencia registrada por el maxímetro es menor del 85% de la potencia contratada, se factura el 85% de dicha potencia contratada. Si la potencia registrada por el maxímetro es mayor del 85% y menor del 105% de la potencia contratada, se factura la potencia registrada por el maxímetro. Si la potencia registrada por el maxímetro es mayor del 105% de la potencia contratada, se factura la potencia registrada por el maxímetro más el doble de la diferencia entre la potencia registrada y el 105% de la potencia contratada. Los suministros de más de 15kW de potencia contratada suelen disponer de maxímetro, aunque existe suministro en baja tensión en los que el control de la potencia se hace mediante el Interruptor de Control de Potencia (ICP).

Normalmente puede cambiar en cualquier momento, excepto en escasas ocasiones en las que el contrato vigente tiene una cláusula de permanencia.

Comparamos entre las mejores compañías a nivel nacional

Contacto · © 2012 · comparadortotal.com · Todos los derechos reservados · Aviso Legal y Política de Privacidad